Martin Luther King solía decir que “si no puedo hacer grandes cosas, puedo hacer pequeñas cosas de una gran manera” en nuestra pasada asamblea sí que hicimos honor a sus sabias palabras. 

Por segunda vez y en menos de dos meses la tecnología nos trazó una serie de retos que solo con una inmensa montaña de buena actitud y voluntad podíamos vencer.

Más de 520 asociados acudieron al llamado de participar en este encuentro y ejercieron su derecho al voto en nuestra soberana asamblea. 

Coolechera avanza hacia el futuro a través de una hoja de ruta que está en marcha desde el año anterior y que tiene distintos ejes de acción y trabajo a ejecutar en la próxima década con el apoyo de ustedes nuestros queridos asociados. 

Cada Asamblea nos da esperanza pero también nos ubica en la realidad que no nos debe asustar si estamos convencidos que el cooperativismo será la mejor arma que tendremos como Coolecheros para enfrentar las amenazas que asume con valentía nuestro amado sector. 

Caribe consume Caribe es hoy nuestro lema que nos da fuerzas para trabajar unidos por una Coolechera sólida que reverdece por el futuro del campo y de ustedes nuestros asociados.